martes, noviembre 29, 2011

Sevilla y sus tiendas de discos

El viernes, día después de mi conferencia en el Colegio Mayor Hernando Colón de Sevilla, tengo unas horas, antes de la salida del AVE de vuelta a Barcelona para visitar Sevilla, una de las ciudades que mejor conozco y, sobre todo, sus tiendas de discos. Inicio el recorrido en el barrio de Triana. Espero que Don Cecilio, auténtico "rastro" en forma de tienda de 1500 m2, abra sus puertas comiendo una "tostá con mantequilla". El ambiente siempre es especial en Triana. Cuando las persianas suben me encuentro con un local que pondría nervioso a la persona más desordenada del mundo, precisamente, por su desorden. A él corresponde la foto que adjunto en el post. Pilas y pilas de libros. Miles, muchos miles de vinilos apilados sin orden. un caótico descontrol que lleva a encontrar discos de Bruce Springsteen detrás de Chiquetete y antes de Rocio Jurado. Eso sí, la "caza" merece la pena. Sólo me llevo un LP, un recopilatorio de Leon Russell que me cuesta 1 €uro, pero me hincho a comprar 45 rpms. Warren Zevon, Christina y los Subterráneos, Elvis Costello, Gerry Rafferty, Jason Ringenberg, Lloyd Price, Robbie Robertson, Wayne Hancock o Steve Earle son algunos de los tesores que me llevo al precio de 50 céntimos unidad. Cuando apenas llevo visto un 1% del material de la tienda miro el reloj. Quiero acercarme a Recors Sevilla, que está en la Alameda, y apenas quedan tres horas para que salga el tren. Con los dedos negros por el polvo decido buscar un pcoo más de orden sin contar que el dependiente iba a estar 15 minutos apuntando uno a uno los nombres de todos los discos que me llevaba. No creo que fuera por un tema de control de stocks....Además, ver a un señor de 60 años apuntando Jason Ringenberg en un papel con doscientas "cuentas" más, tiene su guasa...

Records Sevilla es una tienda más clásica. el problema fue que mientas iba camino de ella me crucé con una que no pensaba visitar, Discos Latimore. En ella pregunto a qué hora cierran y tras asegurarme de que me da tiempo a regresar entro en Records Sevilla. Visita fugaz para hacerme con el The Killer Inside Me de Green On Red y dos "kriskristoffersons", Breakaway con Rita Coolidge y Who's The Bless And Who's The Blame. Tres vinilos a buen precio en un estado impecable. Aunque lo mejor estaba por llegar.

Latimore engaña. Su gran cantidad e merch la hacen parecer una tienda menor, pero su material me recuerda a Radio City, eso sí, todo de segunda mano. y digo que me recuerda al templo de la capital (junto a Escridiscos) porque puedes meter la mano en una pila y saques el disco que saques, será bueno. Los precios están bien y allí, eso sí, el orden es impecable. Me vuelvo loco en la estantería marcada como "Rock de los 60 y 70s". De allí salen Wild Tales de Graham Nash, Tracks on Wax de Dave Edmunds, Americana de Leon Russell, In The China Shop de Mitch Ryder (este se les coló porque es de los 80) y la joya entre las joyas, una edición original americana del Laid Back de Gregg Allman. Cuando lo veo mis ojos hacen chirivitas. Tengo que salir de allí o mi mujer se divorciará de mí. Así que obvio otros discazos de rock americano clásico e, incluso, una camiseta chulísima de Silvio y salgo con tiempo suficiente de "encarar" una tapa de pringá con una cervecita. Sevilla...El embrujo, lo llaman...

Sonando: These Days de Gregg Allman

2 comentarios:

manel dijo...

Veo que aprovechaste bien el tiempo. Que suertudo con esa copia de LAID BACK!!!! Saludos.

Dr R. Perkins dijo...

Wow solo de visionar la situacion ya me está a mi entrando un ataque de ansiedad.Graham Nash y Russell que envidia!