viernes, diciembre 26, 2014

Lecturalia (último trimestre de 2014)



Llevo tiempo sin repasar las lecturas realizadas y ya va siendo hora, así que, al menos, haré un resumen de lo que han sido estos últimos tres meses.

Tiros Libres (Relatos de Baloncesto) – Varios autores (189 páginas). Conjunto de cuentos sobre baloncesto que cierra uno escrito por Juan Antonio Corbalán. Dirigida por mi amigo Patxi Irurzun es un buen conjunto para amantes del relato.

El hombre que mató a Michael Hutchence – J.Malone Miller. (155 páginas). Más que original libro de poesía, interesantísimo por su planteamiento y su desarrollo.

R.E.M. La eternidad en tres minutos – Marcos Gendre (335 páginas). Biografía bien planteada de uno de los grandes grupos de la historia reciente del rock and roll. Ameno y entretenido.

Cuadernos Efe Eme Volumen 1 – Varios Autores (224 páginas). Sé que algunos no lo considerarán un libro, pero lo es. Un buen libro de artículos periodísticos sobre música muy bien trabajado, aunque esté mal que yo lo diga por ser parte implicada.

La vida que pensamos: cuentos de fútbol – Eduardo Sachieri (336 páginas). Aventuras cotidianas que parecen surgidas de nuestra propia vida. Muy, muy recomendable.

El murmullo – Milos J. Krmpotic (192 páginas). Novela negra atípica con mucho de paranormal. Denso pero disfrutable al cien por cien.

Yo, Asesino – Antonio Altarriba (136 páginas) ¡Puede ser el asesinato una experiencia vital convertida en obra de arte por un profesor universitario? Parece que sí. Espléndido cómic.

Pink Moon – Amanda Petrusich (122 páginas). De la colección 33 1/3, un repaso por el famoso disco de Nick Drake. Ideal para ratos de metro y autobús por su llevadero formato.

EL LIBRO DEL TRIMESTRE

El Leopardo – Jo Nesbo (696 páginas). Poco se puede añadir a la habitual maestría de Nesbo y el magnetismos de su Harry Hole. Para devorar, como siempre.

Sonando: Future Lovesong de Eric Fuentes

1 comentario:

Alex Palahniuk dijo...

Cuando termine con Rojo y Negro de Stendhal, me pondré con los cuardenos de Efeeme, prometido. ¿Qué tal, Edu? Espero que bien. Un abrazo y felices fiestas.