martes, diciembre 09, 2014

Kent Finlay, gurú de la música tejana



Kent Finlay es un gurú, un Yoda. Es un artesano con un don increíble para lo que hace. Él no piensa en lo que puede obtener sino en lo que puede dar, en lo que puede contribuir a la música”. Ray Wylie Hubbard

Ahora parece una locura pero a Stevie Ray Vaughan no le dejaban tocar en muchos lugares cuando empezó. Yo toqué con él y mi hermano Charlie en el Cheatham Street Warehouse gracias a Kent Finlay. Es un ejemplo perfecto de su espíritu.  Ël apoya la música, sea lucrativa o no”. Will Sexton.

Compositor. Mentor. Cuidador. Profesor. Historiador. Kent Finlay ha ayudado a crear lo mejora que ha dado y da la música de Texas”. Owen Temple.

Declaraciones que no dejan de sorprender para un gran desconocido para el público. Porque eso es lo que es Kent Finlay. Uno de esos personajes con un bagaje sorprendente cuando te metes en su música pero sobre los que cuesta encontrar referencias. Quizá el disco que acaba de dedicarle el inquieto Todd Snider le ayude a salir de ese área ciega, aunque el objetivo sea otro. Porque Finlay está muy enfermo. Hace diez años le fue diagnosticado un melanoma múltiple que superó, pero que ahora se ha reproducido. Snider ha publicado Cheatham Street Warehouse con versiones del tejano para recaudar fondos para el Fondo Médico Kent Finley dedicado a la investigación de la dolencia que padece.

Y es que Finlay no solo es un compositor exquisito, sino que en 1974 decidió crear la sala que da nombre a este disco tributo para que muchos artistas que no tenían donde tocar pudieran hacerlo. Por allí pasaron gente como Jerry Jeff Walker, Willie Nelson, Townes Van Zandt, Justin Treviño, James McMurtry, Stevie Ray Vaughan, George Strait, Terry Lee Hale, Randy Rogers, Joe Ely o Guy Clark cuando muchos de ellos eran unos auténticos desconocidos. Kent les ofrecía su escenario y les daba una libertad total para compartir sus cancioneros.

Como compositor, Kent Finlay ha escrito canciones tan fantásticas como el «Don’t Tell Me» que Slaid Cleaves incluyó en su disco No Angel Knows o el «Statician’s Blues» que el mismo Todd Snider incluía en su New Connection. Ahora le llega la hora de un merecidísimo homenaje de la mano de su amigo. De hecho no es la primera vez que lo hace, ya que en su libro I Never Met a Story I Didn't Like, Snider explica cómo fue la primera noche que tocó en Cheatham Street Warehouse, y cómo gracias al apoyo de Finlay hoy tiene una carrera musical.

Producido por Thomm Jutz y Peter Cooper, y como no podía ser de otra manera, el disco es un ejercicio de country-rock sin pretensiones con canciones sencillas, todas surgidas de la pluma del homenajeado, pero llenas de encanto. Snider disfruta homenajeando Kent y se muestra con la tranquilidad del que está tocando en un porche bajo la luz de la luna. Ahí está la magia de un conjunto de canciones que entran de maravilla y que cumplen su objetivo al cien por cien.

"Cuando conocí a Kent Finlay, estaba hablando de un chico nuevo, Todd Snider que él había ayudado a salir. Pensó que Todd podía hacer grandes cosas. Finalmente, por supuesto, lo hizo. Fue emocionante ver que sucedió lo que dijo. Entonces me dije: “tengo que escuchar a ese tipo, Kent sabe de qué habla””. Slaid Cleaves

Artículo publicado en Ruta 66 web.

Sonando: How Much Abuse de Todd Snider

2 comentarios:

Alex Palahniuk dijo...

Sabor sureño y, sobre todo, un deje a lo Johnny Winter en su música más que interesante. Me gusta.

Addison de Witt dijo...

Bonito disco y bonita historia la de Dent Finlay y su almacén, precisamente este disco lo he colocado el otro día entre mis favoritos de versiones del año.
http://rockmorebyaddisondewitt.blogspot.com.es/2014/12/los-mejores-recopilatorios-directos-y.html
Saludos.