lunes, septiembre 10, 2012

Johnny Cash, verdad y alma



Mucho se ha hablado de las Bootlegs de Bob Dylan y demasiado poco de las de Johnny Cash, cuando estas últimas tienen, cuanto menos, el mismo interés que las primeras. Cada cierto tiempo, el hombre de negro parece dejar su descanso eterno para ofrecernos una nueva dosis de música de raíces en vena. El cuarto volumen de la serie recoge la etapa góspel de Cash entre finales de los 70 y principios de los 80. Una época en la que el de Arkansas apostaba por los himnos religiosos que su madre le había enseñado mientras recogían juntos algodón en su infancia. Canciones sacras cargadas de toda la espiritualidad y, por qué no, la contradicción del personaje. Temas que fueron editados en sellos menores o que, simplemente, nunca salieron de un cajón perdido en un estudio. Con jugoso libreto, como siempre, el documento no viene sino a refrendar la sagrada trilogía que marcaba la vida de Cash: Dios, patria y familia. Si todavía te estás preguntando por qué nos gusta tanto, aquí tienes 51 razones. Johnny Cash. Simplemente.

Reseña aparecida en Ruta 66 294

Sonando: I'm A Newborn Man de Johnny Cash

1 comentario:

Chals dijo...

Lo bueno de este bootleg es que además de inéditas que nunca vieron la luz incluye muchas de las canciones que estaban incluidas en discos descatalogados. Lo escuché y tiene un valor documental importante, aunque tiene momentos que se me resisten. Tienes toda la razón, no se le presta suficiente atención, quizás sea eso. Volveré a él.
Saludos