martes, mayo 12, 2015

El poder sanador de Jimbo Mathus



Inconmensurable. No falla. Y además este disco me ha pillado por sorpresa. Reconozco que no sabía que lo estaba grabando. Pensaba que liándose en cosas como las Picnic Sessions junto a Ian Siegal tenía suficiente. Pero Jimbo es un currante incansable, y además de los buenos. Sus discos se cuentan por maravillas y no parece dar puntada sin hilo. Blue Healer es otra obra espléndida. La stoniana «Shoot Out The Lights», ese lisérgico country cósmico de «Coyote o esa delicia gospel llamada «Sometimes  Worry». Todo es perfecto. Con Jerry Lee Lewis, Mick Taylor, Jim Dickinson o Delanney & Bonnie continuamente en la mente mientras esas doce canciones van haciendo mella, sin parar, en tu alma. Las tarareas, dejas que te estremezcan, las silbas o directamente las gritas al viento. El poder sanador de la música en una docena de cortes. Pura magia. Como esa especie de chamán en el que se aparece Jimbo convertido en portada. No hay más.

Sonando: Ready to Run de Jimbo Mathus