sábado, octubre 04, 2014

Paul Collins, sintiendo el ruido



Ha vuelto. Definitivamente. Aunque si lo pienso es esta una expresión sin mucho sentido, porque Paul Collins nunca se había ido. Sus discos siempre han tenido esa marca de fábrica que los hacía reconocibles. Un sello que en mucha ocasiones parecía fuera de tiempo ¿Qué era eso de cantar los desamores a base de temas eminentemente pop pero cargados de guitarras potentes? Lo adivinaron, claro. Power pop. Porque eso es Paul Collins: la esencia de un género, un último mohicano. Quizá por eso ha optado por usar una foto antigua como portada de Feel the noise, su nuevo disco. Como si pretendiera decirnos “llevo casi cuarenta años haciendo esto y voy a seguir haciéndolo igual”. Y yo que me alegro. Porque Feel the noise es ese disco al que recurres de vez en cuando sin saber por qué. O sí. Porque suena bien, porque tiene grandes canciones y porque te hace sentir de maravilla. Quizá es que Eddie Baranek (The Sights) hace un excelente trabajo de guitarras o que Jim Diamond sabe con su producción sacar punta a todo lo que ya ofrece Collins en su música. O que «Little Suzy» y «I need my rock and roll» son fantásticas para corear. O que «Walk away» te permite entristecerte con él. O que nadie puede hacer una versiónde  los Four Tops tan grande como «Reach out I’ll be there». Quizá es que, simplemente, Paul Collins es uno de los nuestros. Nada más.

Sonando: Only girl de Paul Collins

2 comentarios:

bernardo de andres herrero dijo...

Lo malo la voz esta horrible a lo mejor debería pensarse lo de escribir y no cantar. el disco anivel compositivo un 9 producci´pn un 8 y sólo me tira para tras su voz

TwoHeadsOneBrain dijo...

Tú lo has definido a la perfección, la esencia de un género. Es una maravilla volver a escuchar a este tipo y constatar que, afortunadamente, hay cosas que permanecen inalterables..Paul Collins y el PowerPop, son una misma palabra.
Un saludo.