miércoles, julio 16, 2014

Childhood Home, Ben Harper y mamá pasan un buen rato juntos

Que el nuevo disco de Ben Harper fuera una grabación con su madre podía haber sido interpretado como una frivolidad. Eso sí, solo basta oír el resultado y darse una virtual vuelta por la biografía de la señora Ellen Harper para darse cuenta del error. Craso error. Y es que a Ben el amor por la música y su innata capacidad para la fusión de estilos le viene, cual galgo, de casta. Por algo sus abuelos maternos fueron los fundadores del Folk Music Center and Museum en Claremont, California. Y su progenitora ha dado suficientes y musicales razones para ser considerada una multiinstrumentista de alto caché. Ahí es donde se gesta este “Childhood home” y lo hace de la mejor manera. Desde la humildad y la sencillez. Huyendo de grandilocuencias y consiguiendo un disco de esos que dejan poso.

Partiendo de un sonido eminentemente acústico, Ben Harper recupera, de alguna manera, la sencillez y la desnudez de sus primeros trabajos apostando claramente por el folk y otros estilos considerados de raíces. Lo hace, además, a partir de una serie de canciones que remiten a su infancia, a su familia, pero consiguiendo no caer en la ñoñería.

Reseña publicada en Efe Eme (LEER RESTO)

Sonando: Altar of love de Ben & Ellen Harper

1 comentario:

Alex Palahniuk dijo...

Este hombre es valor seguro; todavía recuerdo la pedazo de versión que se cascó del Red Mosquito de Pearl Jam junto con Eddie Vedder. Si no la has visto, estás a tiempo. Awesome. Un abrazo, Eduardo.