jueves, abril 21, 2016

Las revelaciones de Lincoln Durham



El choque al enfrentarse a un nuevo lanzamiento de Lincoln Durham no puede compararse, como en casi todo, a la primera vez.  Es evidente la desaparición del elemento sorpresa, aspecto que probablemente tuvo mucho que ver con el embrujo que desprendían sus primeros álbumes aunque eso no ha restado interés a este nuevo Revelations of a Mind Unraveling. La fórmula es la misma. Durham, violinista de formación, apuesta por la guitarra distorsionada y su rugosa voz como elementos característicos, y a veces incluso únicos, de su música. Sigue bebiendo de sus primeras influencias, no en vano se inició en grupos que versionaban a su paisano Stevie Ray Vaughan y a Jimi Hendrix aunque, como él mismo confiesa, fue conocer a Son House y cambiarle la vida. A partir de ahí todo se oscureció y sus canciones redujeron la instrumentación a la mínima expresión. Buscando lo crudo. La raíz. El cordón umbilical. Durham va directo a todo ello y en estas nuevas diez canciones lo acentúa aún más. Eso dificulta su escucha para el buscador de algo amable, dulce. Porque su propuesta es todo lo contrario y quizá por eso, los que pedimos algo más a un disco celebramos enormemente el volver a tener noticias suyas.

Publicado en Ruta 66 nº336.

Sonando: Creeper de Lincoln Durham

1 comentario:

miansimon dijo...

Pues no conocía a éste señor. Muy interesante, me ha encantado!!