viernes, marzo 28, 2014

Sobre los discotequeros Black Keys



El lanzamiento del adelanto del nuevo disco de The Black Keys, como era de esperar, está dando que hablar. Y mucho. «Fever», que así se llama el tema, está causando muchos desde calores hasta sudores fríos, si se me permite el chiste fácil, a los seguidores de Auerbach y Carney. La cosa está en que el dúo de marras “se han pasado de modernos”. Y es que la nueva canción es más propia de una discoteca de polígono que de un disco de los considerados en el pasado el futuro del garage-blues. No me sorprende. The Black Keys transitan por el camino que ya transitaron The Wallflowers. Y los de Jakob Dylan ya salieron mal parados. Cierto es que ya se han alzado las primeras voces a favor de la canción. Que si hay que experimentar, que si ahora está de moda meterse con el dúo porque les va bien, que si conserva algo del blues pero con nuevos arreglos….Pues a mí no me convence. Y diré más, igual que me sucedió con Dylan y sus amigos, me parece directamente infumable. Algunos incluso se han apresurado en considerar que Auerbach se va a cargar a  Ray Lamontagne con la producción del disco de este último. El primer adelanto, «Supernova» no asusta tanto como el tema de las llaves negras, pero siembra alguna duda. Yo le daré la oportunidad. Porque servidor esperaba mucho de ese disco. De hecho soy más fan del disco en solitario de Auerbach y de sus producciones a gente como Will Callers o Patrick Sweany que de los propios Black Keys. Igual el tema está ahí. Acúsenme de hereje si quieren.

Sonando: Supernova de Ray Lamontagne

2 comentarios:

21st Century Schizoid Man dijo...

A mí no me sonó mal, pero sí que es cierto que unop esperaba algo más cercano al Blues o al Garaje y no a Pet Shop Boys. Un saludo :)

Javier de Gregorio dijo...

Bueno, no deja de ser un poquito de pop sincopado, tampoco está tan mal. Seguramente ganará con el tiempo.
Saludos,
JdG