lunes, marzo 24, 2014

Narcocultura, un documental crudo como la vida misma




Tan cruda como contradictoria, Narco Cultura es un tremendo relato de la realidad que se vive en Ciudad Juárez, ciudad en la que se han registrado millares de asesinatos desde que en 2006 se inició la guerra de la droga y que se encuentra a solo unos cientos de metros de El Paso, la urbe texana considerada curiosamente hace un par de años la más segura de Estados Unidos. Tiene este excelente documental la dualidad de esas series en las que el villano se convierte en héroe, llámese Tony Soprano o Dexter Morgan. Casi sin quererlo te ves sonriendo ante las ocurrencias de cantantes de narcocorridos mientras la muerte, real como la vida misma, acaba de pasar ante tus ojos. Ves el llanto de madres combinado con la música alegre de soñadores que quieren vivir con los narcos para poder hacer mejores canciones, de niñas que sueñan al salir de la escuela con llegar a ser la novia del líder de un cártel porque “es un estilo de vida”, de encarcelados que cuentan sin rubor como torturaron a sus víctimas y de padres que enseñan a sus hijos a cantar canciones sobre asesinatos y cabezas cortadas. Un retrato escalofriante, sincero, sangriento y veraz. Como el miedo que se ve en los ojos de esos peritos de la policía local cada vez que deben a salir a por un cadáver. Los llamados coloquialmente recogedores de casquillos. La otra cara de la moneda. La peor carta de la baraja de una partida en la que la suerte está echada y sólo se espera el momento en que la muerte llama a tu puerta. Y en la que el único premio será aparecer en una canción en la que el protagonista será tu verdugo.

 Publicado en Ruta 66 del mes de  Marzo de 2014

Sonando: Contranbando y traición de Los Tigres del Norte


2 comentarios:

21st Century Schizoid Man dijo...

Pues si te interesa todo el tema de la droga y demás, te deberías leer 'El poder del perro' de Don Winslow, es sencillamente impresionante.

Un abrazo.

Eduardo Izquierdo (aka Edu Chinaski) dijo...

Es un gran libro...Ya lo he leído.....Gracias