martes, abril 30, 2013

No le llames rock and roll



Si lo que yo vi el pasado viernes en la sala BARTS no es rock definitivamente no he entendido nada. Años y años escuchando a los Stones, a Elvis, a la Creedence Clearwater Revival, a Dylan, a Tom Petty, a John Hiatt, a Mellencamp, para nada. Tirados a la basura. Porque resulta que las enseñanzas e influencias de esa gente no te llevan al rock. Y eso es lo que dicen que le pasa a Quique González. Sus detractores, por suerte menos que sus seguidores, insisten en que en la música del madrileño no hay nada de rock y sí mucho de cantautor. Que en el escenario coincidan tres guitarras eléctricas atronando al grito de ¿Dónde Está el Dinero? es la nueva forma que han adoptado els Setze Jutges (glups) o Paco Ibáñez, pero desde luego, que no se me ocurra decir que es rock. Es lánguido, aunque en sus conciertos hayan apenas tres o cuatro temas lentos y en cambio muchas guitarras afiladas, poderosas, rasposas. Siempre toca lo mismo, aunque esta vez haya hecho un repertorio a la medida del bandón que lleva. Porque lo que forman Edu Olmedo, Boli, Edu Ortega y Pepo López no se puede denominar de otra forma. Y todo eso lo dice gente que, en muchas ocasiones, ni siquiera han visto a González en directo recientemente. Un Quique que, por cierto, crece bolo a bolo y que cada vez me recuerda más a mi admiradísimo John Mellencamp. Pues saben que les digo, de la manera menos rockera que se me ocurre, que ustedes se lo pierden y que, además, me importa un pimiento. No será rock pero me gusta y me hace vibrar. A fin de cuentas, de eso es de lo que se trata joder.

Sonando: Torres de Manhattan de Quique González

6 comentarios:

manel dijo...

No pude ver a Quique en esta ocasión y no dudo de tus palabras. En absoluto, te conozco y más cuando está presentando su, para mí, mejor disco. Si me choca esa frase de que en sus conciertos apenas hay dos o tres temas lentos y el resto son guitarras afiladas. Seguramente será así en esta gira, el nuevo disco se presta a ello pero en las veces anteriores que le he visto el procentaje era totalmente al contrario...Dos o tres, quizás cuatro, temas rápidos y el resto baladas...Nos vemos el viernes en SLAM & HOWIE??
Abrazos

Eduardo Izquierdo (aka Edu Chinaski) dijo...

Es que me sorprendió mucho el repertorio tío....Empezó con los cinco temas más cañeros del nuevo disco seguidos, tres guitarras eléctricas en ristre la mayoría. Luego recuperó canciones como Noches de Manhattan de forma muy cañera, Vidas Cruzadas, Caminando en Círculos.....Todo muy potente....La banda suena y nos eresiente en absoluto de no llevar teclado....Nos vemos en Slam, sí señor....

Addison de Witt dijo...

Yo le vi el otro dia en Bilbao y estoy totalmente de acuerdo contigo, rock del de saten, del bueno.
Y en esta gira con un bandón de mucho cuidado.
Grande Quique.
Saludos.

Anónimo dijo...

Ejem...5 temas cañeros del nuevo disco? Creo que voy a tener que apuntarme a particular de matemáticas...No te tomarías un carajillo antes del concierto? ;)

Eduardo Izquierdo (aka Edu Chinaski) dijo...

Bueno....sin pensar mucho, sin carajillos y desde la playa recuerdo dos versiones más cañeras que las del disco de La Fábrica y Parece Mentira, y dos descargas de electricidad en Dónde está el dinero? y Viejos Capos....

Anónimo dijo...

Más allá de sí es rock el mayor problema que veo es el de que logre controlar a una banda. Y no, tres guitarras eléctricas atronando no es rock.
Y Sì, Dylan, Mellencamp etc etc también son cantautores, pero tienen bandas.

Angel.