miércoles, noviembre 04, 2015

Reflexiones sobre el regreso de los cero



La noticia ya no lo es. Hace días que los 091 anunciaron su retorno. Una exclusiva que me habían chivado hace tres o cuatro semanas. Eso hace que, una vez todo se ha calmado pueda reflexionar sobre varios aspectos.

Empezaré por el que menos quiero tratar: el dinero. El primer tema que muchos sacan como motivación cuando se rumorea o confirma una reunión de este tipo. Dos cosas diré tan solo sobre ello. La primera que me importa un bledo la motivación del grupo si la mía lo compensa. La segunda es que me parece muy bien que la gente gane dinero con su trabajo, sólo faltaría. Si el regreso es digno (y no dudó de que lo será) ¿hay que ponerse a dar vueltas sobre lo que a cada uno le motiva para hacer algo? Yo no pienso hacerlo. Tema zanjado.

Una de las cosas que más me alegra de este retorno tiene mucho que ve con mi amigo José Ignacio Lapido. Un tipo con el que no hablo mucho, pero con el que me gusta intercambiar de vez en cuando correspondencia virtual y que, ya saben, escribió de manera soberbia el prólogo de mi primer libro. Me alegra por él porque estas cosas, igual que sucedió con la gira al lado de Quique González, le llevan al primer plano mediático y quizá, por fin, acabe reconociéndosele como la gran figura de la música nacional que es. Así que me alegro por doble vía, como amigo y como fan.

Pero ¿dónde tocarán los cero? Mucho me temo que en Barcelona nos va a tocar verlos en un Festival, y eso me sabría mal aunque, a nadie le amarga un dulce ¿no? Yo vi a los cero en su momento un par de veces. No diré que cuando era un imberbe, porque nunca lo he sido, pero sí que era un chaval de apenas veinte años. Y en su momento no supe disfrutar ni darme cuenta de lo que veía. No, yo no me di cuenta de la importancia capital de 091 en su momento porque tenía 17 o 18 años y andaba más preocupado en otras cosas. Me fui dando cuenta con el paso del tiempo y entonces, ay amigos, ya era tarde. Ya no estaban. Ahora vuelven y podré acudir a un concierto suyo sabiendo lo importante y, sobre todo buenas, que son sus canciones. Podré recuperar el tiempo y eso es algo que no suele pasar. Si tocan en sala, mejor. Si tocan en Festival, menos mejor.

Para acabar, parece que la reunión va a servir para reeditar toda su discografía. Pues cojonudo oigan. Tres de sus discos los tengo solo en cinta de casete y ya es hora de hacerse con ellos en un formato decente. Si como se rumorea la reedición incluye el vinilo, doble alegría.

¡Que vuelven los cero! Y yo que me alegro, oigan. Es hora de enloquecer.

Sonando: Es hora de enloquecer de 091

3 comentarios:

Jose Antonio dijo...

Coincido contigo al 100%. A eso se le añade que resucitan sólo para un año, no se van a forrar y no van a recoger la gloria que se les privó mientras estuvierón en activo.
Por cierto, yo estoy de acuerdo con que vuelvan con la última formación, ¿que te parece a ti? Vaya debate con lo de Antonio Arias
Un saludo

Eduardo Izquierdo (aka Edu Chinaski) dijo...

Yo opino que regresar con una formación que no fuera la última tendría menos sentido.

El Maquinista dijo...

Pues estoy de acuerdo en todo y además me pasa lo mismo que a ti, también llegue tarde a los Cero y nunca llegué a verlos,así que estoy encantado.

En cuanto a la formación...es que,para mi,la última era la definitiva,los Cero lo dejaron por todo lo alto y El Último Concierto es la prueba, nunca sonaron mejor.

Y en cuanto a como será la gira,todopinta a que será mixta, que van a ir a todos los Festivales que puedan,pero que lo combinarán con salas. En Madrid ya hay dos fechas confirmadas, 11 y 12 de marzo en la Joy Eslava (alrededor de 1000 personas)

Un saludo