viernes, octubre 18, 2013

Will Hoge no piensa ceder



Ha vuelto. Definitivamente y tras un par de discos más irregulares, el mejor Will Hoge regresa con  Never Give In. Vuelve esa voz que te pone los pelos como escarpias, esa intensidad que sólo tienen algunos escogidos, ese soul  vestido de rock americano que parecía reservado al alma de los negros. Canciones temperamentales y baladas sentidas. Algunas parecen hechas para ser cantadas por Stevie Wonder o Al Green. Pero Hoge no se queda atrás. Deja su voz libre, una vez más. Con una instrumentación que se balancea entre la rotundidad y la delicadeza según las necesidades de cada tema. Es terciopelo y también arena. Tiene el espíritu del rock de los estadios y la esencia de las salas de mala muerte. Es Will Hoge, de nuevo, y con eso está todo dicho.

Sonando:  Pale September de Will Hoge

1 comentario:

bernardo de andres herrero dijo...

Una buenisima noticia para empezar el dia .