viernes, diciembre 14, 2012

Political World VIII: Death To My Hometown - Bruce Spingsteen


Bruce Sprinsgsteen lleva tiempo demostrando que, al menos desde su música, es un tipo comprometido al que preocupa lo que sucede a su alrededor. Implicado en decenas de campañas, entre ellas el apoyo al presidente Obama, en su último disco, Wrecking Ball, elegido en mi opinión de manera injusta como disco del año de la revista Rolling Stone, encontramos algunas muestras de su posicionamiento. Una de ellas llega hoy a nuestro Political World. Se trata de «Death To My Hometown».

Tres minutos y veintinueve segundos dura la quinta canción de Wrecking Ball si hablamos de su versión CD, segunda de la segunda cara 2 si hablamos de su versión en vinilo. Producida por Ron Aniello, Jon Landau y el propio Bruce, bebe de los sonidos de la Seeger Sessions aunque electrificándolo. Esos sonidos celtas que como Fernando Navarro decía en su Ruta Norteamericanacolocan el folk en un plano de marcha comunal, de himno de estadio inglés o canto del oeste americano, tal vez pareciéndose al espíritu sonoro de las Seeger Sessions pero, en esta ocasión, jugando con las cuerdas, los vientos y los coros como si fueran el galope de un país entero, de una comunidad que necesita hacer fuerza reconociéndose en su propia voz conjunta y busca instalar su razón de ser en la lejanía de su horizonte”. Una canción que afronta las causas de la crisis que azota al mundo señalando sin rubor a los culpables (“los ladrones codiciosos que vinieron a mi alrededor”) mientras clama por la falta de justicia (“sus crímenes han quedado impunes y caminan por las calles como hombres libres”). La muerte ha llegado a la ciudad natal de Bruce y él no está dispuesto a que los que lo han provocado se vayan de rositas. Por eso lo grita sin rubor ¡Hey!

Sonando: Death To My Hometown de Bruce Springsteen

1 comentario:

Chals dijo...

Cancionaca donde las haya. con esta tonada dan ganas de pintarse los colores de Braveheart y atravesar con una lanza a más de un impresentable. Me alegra ver a Springsteen en esta sección. Saludos