jueves, diciembre 13, 2012

Los divertimentos de Howe Gelb


Ando muy enganchado estos días a los discos de The Band Of Blacky Ranchette, el proyecto en el que Howe Gelb deja florecer todas sus influencias country en cuatro discos que me parecen espléndidos. Además lo hace acompañado de músicos de lujo, como sus compañeros en Giant Sand o gente como Neko Case, Richard Buckner, Kurt Wagner (Lambchop), M. Ward, Cat Power, The Sadies, Jason Lytle (Grandaddy), Joey Burns, John Convertino, The Friends of Dean Martínez…Debutaron en 1983 con el álbum de nombre homónimo al que siguieron en 1986 Heartland y en 1989 Sage Advice. Finalmente, en 2003 vuelven con Still Looking Good To Me, el disco que a día de hoy cierra el proyecto y que quizá es, junto al segundo, el mejor de todos. Gelb se muestra libre, mucho más de lo que hace en Giant Sand y se atreve con todo.

"Fuimos todos juntos a tocar esta música del oeste porque nos encanta. Éramos jóvenes y temerarios… intentando liberar cada elemento de los viejos discos de country que creíamos que eran tan mayúsculos", decía Gelb.

Lleno de originalidad y con la elegancia habitual, factura temas con espíritu country pero tremendamente evolucionados. Cambios de ritmo, de instrumentos y hasta de registro vocal son los protagonistas de canciones que funcionan tan bien solas como acompañadas de las demás. Es un divertimento, pero la cosa va muy en serio por la calidad de lo que encontramos en los surcos. Es música de raíz, festiva a veces, y densa en otras. Música de comunidad. Folk, country alternativo o americana. Es Howe Gelb en estado puro, y eso es una gran noticia. Porque es como si Lou Reed se hubiera calado su sombrero tejano.

Sonando: Loving Cup de The Band of Blacky Ranchette

1 comentario:

Chals dijo...

Y por cierto, discos difíciles de conseguir. Sólo he he escuchado un de ellos. Pues eso, Howe Gelb y compañía disfrutando de la música. Saludos