jueves, septiembre 01, 2016

Chet O'Keefe, el nómada errante



La biografía de su web se reduce a una simple anécdota. El propietario del StrangeBrew de Austin asegura que “nunca se sabe qué esperar cuando alguien te llama y te pide que escuches a un amigo suyo. A los 30 segundos de escuchar Game Bird ya me había enganchado. Magia pura. Una hora más tarde estaba tocando contratado”. Game Bird es el disco anterior de este músico de Kettle Falls (Washington) publicado en 2010 y al que ahora sucede Because of you que se me antoja incluso superior a aquel. Y no me extraña esa sensación de adicción hacia su música. Situado en un country-folk acústico, más cercano a lo segundo que a lo primero, me recuerda y mucho a mi admirado Blaze Foley y a un primerizo Bob Dylan. Un nómada errante. La mezcla perfecta, como dice su nota de prensa, entre el de Duluth, Huckleberyy Finn y John Prine.

Después de ganar un concurso en Massachussets decidió trasladarse a Nashville para iniciar su carrera de manera profesional. Allí conoció a Nanci Griffith gracias a a que un camarero le puso a ella su música, y eso le hizo interesarse por él lo que le llevó a cantar en sus primeras demos. Este Because of you es ya su tercer trabajo y contiene diez temas espléndidos como ese «True Love» cargado de nombres conocidos con las canciones de Elvis protagonizando el estribillo, o el conjunto que forman «Hick Tech» o especialmente «Goin’Downtown», con el fantasma de Blaze Foley bien presente. Por algo la letra está escrita por el gran trovador tejano, igual que la del tema que da nombre al disco. Por no hablar de ese «Star Cafe», hermana bastarde del «Desolation Row» de su dylanísima. Un disco maravilloso (grabado en 2013 y ahora reeditado), calmado pero rotundo en lo sentimental. Una joya que merece la pena no pasar por alto.

Sonando: True Love de Chet O’Keefe

1 comentario:

si,simon dijo...

pedazo de disco , no me lo saco de la cabeza