lunes, marzo 07, 2016

Mr.Sipp, para volver a creer en el blues



Hay ocasiones en las que uno acierta en sus decisiones y otras no. Eso es evidente. Ayer servidor salió contentísimo de una de ellas, la de levantar el culo del sofá para irme a la sala Rocksound a ver el show de Mr.Sipp, candidato desde ya a concierto del año ¿De dónde ha salido ese tipo? Cuando minutos antes se comía una hamburguesa con sus músicos y una pinta de haberse escapado del reparto de  The Wire en la mesa de nuestro lado poco podíamos suponer el concierto que nos iba a dar solo unos minutos después. Ataviados toda la banda con sus habituales gafas enganchadas con esparadrapo ofrecieron todo un espectáculo de  góspel-blues al alcance de muy pocos. Hacía años que no veía un show de blues así. Qué energía. Qué manera de dominar el escenario. Que clase. Qué garra. Qué alma. El grupo es tremendo pero Mr. Sipp es directamente espléndido. Sin un momento de pausa. Dándolo todo en cada segundo y poniendo una sala sorprendentemente abarrotada patas arriba. El colmo fue cuando se atrevió con una explosiva y personalísima versión del «A Change is Gonna Come» de Sam Cooke que llevó a su terreno de manera sorprendente en el único momento de toda la noche en el que abandonó su inseparable guitarra. Me pareció directamente insuperable. Vaya monstruo. Creo que difícilmente lo volveremos a ver en una sala tan pequeña porque está destinado a comerse el mundo. Desde luego un seguidor más ya se lo ha ganado. Y creo que no soy el único de entre los que anoche nos fuimos embobados a casa y con la sensación de que así sí se empieza a gusto una semana.

Sonando: Jackpot de Mr.Sipp

5 comentarios:

Unknown dijo...

Esperamos verlo el sábado en Asturias

Lewis Romero dijo...

Mañana en Sevilla... con teloneros de postín, va a ser grande.

Josep Pizan dijo...

Absolutamente de acuerdo. El mejor bolo de blues en años

Josep Pizan dijo...

Absolutamente de acuerdo. El mejor bolo de blues en años

Juan Carlos Martin Nunez dijo...

Lo de ayer en Madrid fue impresionante. GRANDISIMO.